Definición

El codo de las ligas menores es el dolor en la articulación del codo debido a lanzamientos repetitivos. Esta lesión se presenta en jóvenes lanzadores de béisbol antes de la pubertad.

La articulación del codo

Imagen informativa de Nucleus

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

En esta lesión, el ligamento unido al lado interior del codo empieza a empujar a una de las placas de crecimiento fuera del resto del hueso. Ya que los huesos todavía están creciendo, las placas de crecimiento están débiles y susceptibles a lesiones. Ciertos tipos de lanzamiento pueden provocar esta afección, como:

  • Lanzamientos demasiado fuertes y con mucha frecuencia
  • Aumento muy rápido de la cantidad de lanzamientos por semana
  • Lanzamiento de bolas curvas o deslizadoras a edad temprana
  • Cambio a una liga donde el montículo del lanzador está muy lejos de la base meta o el montículo está elevado
Factores de riesgo

Estos factores aumentan la probabilidad de desarrollar el codo de las ligas menores. Informe al médico si usted o su hijo presentan alguno de estos factores de riesgo:

  • Edad: entre 10 y 15 años
  • Sexo: masculino (debido a que hay más niños lanzadores de béisbol que niñas)
  • Lanzamiento de béisbol, especialmente lanzar bolas curvas o deslizadoras
Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dolor alrededor de la protuberancia del hueso en el lado interior del codo
  • Hinchazón (posiblemente)
  • Dolor al lanzar con la mano encima del hombro
  • Dolor al tomar o cargar objetos pesados (a veces)
Diagnóstico

El médico le preguntará sobre:

  • Síntomas
  • Cómo ocurrió la lesión
  • Cuando empezó el dolor
  • Lesiones anteriores en el codo

El médico también:

  • Revisará el codo para detectar signos de daño en los ligamentos o huesos
  • Buscará la fuente del dolor
  • Si es necesario, realizará una radiografía o resonancia magnética para detectar daños en el hueso
Tratamiento

El tratamiento y la recuperación dependen de la gravedad de la lesión. El tiempo de recuperación varía de 6 semanas a 3 meses.

El tratamiento incluye:

  • Reposo: no lance objetos ni practique actividades que provoquen dolor en el codo. No practique deportes hasta que el dolor haya desaparecido.
  • Frío: aplique hielo o compresas frías en la parte externa del codo. Hágalo durante 15 a 20 minutos, cuatro veces al día, por varios días. Envuelva el hielo o la compresa fría en una toalla. No aplique el hielo directamente en la piel.
  • Medicamentos: consulte con el médico sobre los medicamentos para el alivio del dolor porque pueden ocultar los síntomas. Si usted o su hijo siente dolor en el codo, asegúrese de llamar al médico.
  • Fisioterapia: después de que el dolor haya desaparecido, consulte con el médico sobre ejercicios de fortalecimiento.
  • Regreso gradual a los lanzamientos: comience con movimientos de lanzamiento. Realice lanzamientos gradualmente según lo recomendado por el médico. Su entrenador también debe tener conocimiento sobre el tratamiento.
  • Cirugía: puede ser necesaria para volver a unir el ligamento con el fragmento del hueso. Esto es necesario en pocas ocasiones.
Prevención

Para reducir la probabilidad de sufrir de codo de las ligas menores, siga las siguientes medidas:

  • Entre en calor antes de lanzar bolas con ejercicios aeróbicos suaves (p. ej., trotar).
  • Estire los músculos de forma lenta y suave antes de lanzar.
  • Respete las normas de lanzamiento de su liga de béisbol. No juegue en dos ligas al mismo tiempo.
  • Limite sus lanzamientos a un máximo de 4 a 10 turnos por semana.
    • En general, intente no lanzar más de 80 a 100 veces por juego, o 30 a 40 veces por práctica.
  • Aprenda y practique buenas técnicas de lanzamiento.
  • No lance bolas curvas o deslizadoras hasta la secundaria. En ese momento, la placa de crecimiento del codo está fusionada con el hueso.