HCA image for fitness goals El primer paso en cualquier programa de ejercicio debe ser establecer los objetivos de acondicionamiento físico. Tomando un poco de tiempo para planear sus metas y estrategia para alcanzarlos, usted probablemente será más exitoso y se sentirá más satisfecho cuando los logre.

Hágase Preguntas

Lo primero que debe hacer cuando comience un programa de salud es hacerse algunas preguntas que le ayudarán a averiguar cuáles son sus metas de acondicionamiento. Aquí están algunas preguntas para empezar:

  1. ¿Qué espera cuando salga de este programa de acondicionamiento?
  2. ¿Son realistas sus expectativas?
  3. ¿Cuándo quiere llevar a cabo sus metas?
  4. ¿Cómo medirá su éxito mientras avanza?
  5. ¿Cómo se recompensará cuando logre sus objetivos?

Tómese unos cuantos minutos para pensar estas preguntas. Escriba sus respuestas y consúltelas mientras va estableciendo sus metas.

Sea Específico

¿Cuál es su objetivo a largo plazo? ¿Se puede dividir en pequeños pasos? Si usted rompe su objetivo a largo plazo en "mini metas" usted logrará más rápidamente y estará probablemente más motivado y apegado a su programa de salud. Por ejemplo, si espera perder 20 libras, debería considerar establecer las siguientes mini metas:

  • Ejercitarse al menos 30 minutos tres veces por semana
  • Ser capaz de caminar/correr tres millas al término de seis meses
  • Perder cinco libras en un mes

Otra cosa importante para pensar sobre cuándo establecer sus metas de salud es su horario. Antes de que empiece, piense acerca de cuándo espera lograr sus objetivos. ¿Son realistas sus expectativas? Si quiere perder 10 libras el próximo miércoles o reducir sus niveles de colesterol considerablemente antes de su cita con el doctor dentro de dos semanas, necesita reevaluar su horario. Las expectativas más realistas pierden de 1-2 libras por semana o reducen su colesterol 10% para la revisión física del siguiente año.

Anote

Después de que se ha propuesto las especificaciones de sus metas, anótelas. Poner su plan por escrito le ayudará a comprometerse y le dará algo para transformarse en una semana o un mes, cuando pueda comenzar sin apartarse del camino. Apunte todas sus metas (incluyendo las pequeñas) y cuándo espera lograrlas. Deje espacio para registrar su éxito y los retos que enfrenta. Puede modificar sus objetivos y horario mientras avanza.

Ponga sus metas en algún lugar donde las vea a menudo: el espejo del baño, el refrigerador, el pizarrón de anuncios de la oficina. Esto lo mantendrá motivado e incrementará sus posibilidades de éxito.

Mientras escribe sus metas, haga un horario que pueda seguir. Decida cuántas veces a la semana se ejercitará, en qué horario del día será mejor para usted y qué días de la semana funcionan mejor para su horario. Teniendo un horario concreto por escrito, estará un paso más cerca de incorporar el ejercicio a su rutina semanal.

Mida Su Éxito

Si usted no mide su progreso, será difícil mantenerse motivado. Programe intervalos regulares de cuándo medirá su éxito. Por ejemplo, si está tratando de perder peso, podría registrar su peso como primera cosa todos los lunes por la mañana. Si quiere hacer músculo, puede registrar cuánto peso levanta cada vez que se ejercita. A medida que sus músculos se fortalezcan, podrá levantar más peso.

Si intenta mantener su presión sanguínea o colesterol bajo control, puede medir su progreso mientras avanza. En vez de visitar a su doctor cada semana por una prueba sanguínea, registre el número de veces que se ejercita en una semana o el peso que ha perdido. Considere estos logros como progreso hacia su meta final. Después, cuando el doctor le dé los resultados, puede estudiar su propio registro y modificarlo de acuerdo a su éxito o fracaso.

Recompénsese

Sí, al adoptar un programa regular de salud, usted será recompensado con un mejor físico, mejor salud y más energía. Pero por qué no añade un poco de motivación extra a su plan en forma de recompensas. Mientras establece sus metas (pérdida de libras, idas al gimnasio, peso extra levantado), planee la manera de recompensar su progreso. Podría considerar comprarse un equipo nuevo, darse una vuelta a un curso de golf nuevo o ir a un restaurante nuevo al que ha estado queriendo ir.

Tomar algún tiempo para establecer metas antes de que comience un programa de salud hará maravillas para mantenerlo motivado y en el camino correcto. Recuerde, la paciencia es esencial en cualquier programa de ejercicios. Mantenga su mente enfocada en su objetivo y disfrute tanto del placer como de los beneficios del ejercicio que ganará a lo largo del camino.